Análisis: Hyper Light Drifter

A pesar de haber sido lanzado al mercado el año pasado, recientemente he podido terminarme por fin
Hyper Light Drifter, un fantástico juego de estética retro que bebe mucho de los Metroidvania con tintes de Dark Souls. Sin duda la joyita de Heart Machine se abre paso en mi biblioteca
de juegos como uno de los retos más desafiantes que he probado últimamente.

Pixel Art y BSO digna de una pequeña obra de arte

Lo primero que destaca de Hyper Light Drifter es su apartado visual, un preciosista pixel art y unos
niveles muy bien diseñados que en ocasiones nos harán deternernos a admirar el paisaje. Son gráficos
old school aunque todo aire de antiguedad queda despejado al ver el juego en movimiento, en mi caso a
60 FPS, el juego se desenvuelve con tremenda soltura, con unas animaciones muy bien logradas y coordinadas aunque conservando ese aire añejo.

La música no se queda atrás, y es que las composiciones de las que hace gala Hyper Light Drifter
consiguen crear un ambiente excelente en cada pantalla, haciendo uso de sonidos sintetizados y electrónicos para darle al mundo del juego un look and feel maravilloso, que transmite perfectamente la sensación de soledad y peligro del protagonista.

Hyper-Light-Drifter-Snapshot01

Jugabilidad de antes con controles de hoy

Hyper Light Drifter es un juego duro,como los juegos de antaño. No hay guías, no hay un montón de cartelitos en el mapa que te indiquen a donde ir, ni letreros en el camino que te digan hacia dónde queda cada cosa, por no haber ¡No hay ni diálogos!. El juego se basa en el uso de viñetas bellamente dibujadas para interactuar con ciertos NPCs que nos iremos encontrando y que nos contarán su situación particular, nada más.

Aunque os he metido, en realidad si hay una manera de marcar en el mapa dónde se encuentra el jefe de cada zona, pero no os confundais, los jefes solo son una piedra más en el camino, derrotarlos no es ni mucho menos el objetivo del juego.

El sistema de combate me recuerda mucho al de los juegos más clásicos: Es simple, exprime al máximo las posibilidades del propio mando y es duro como una piedra. En Hyper Light Drifter más de una vez nos encontraremos pantallas bastante complicadas de limpiar de enemigos, sobre todo durante la primera mitad del juego, donde nuestro equipo no nos permitirá hacer demasiadas florituras y habrá que pensarse mucho más como limpiar una pantalla de enemigos más allá de entrar a lo loco.

Hyper-Ligth-Drifter-Screenshot02

En este aspecto el juego es duro pero justo, aunque en ocasiones parezca que es imposible pasar por esa sala sin morir 20 veces a menudo basta con cambiar de estrategia y darle un par de pensadas para encontrar otra solución. Mención a parte son los jefes de cada zona, personajes que elevan el listón de una manera muy brusca a mi a entender, raro ha sido el jefe que no he tenido que reintentar unas 4 ó 5 veces hasta dar con la tecla para hacerlos caer.

Un mundo para explorar

A pesar de ser un juego indie Hyper Ligth Drifter tiene un mundo relativamente grande, con muchos recovecos por donde meterse a explorar en busca de power-ups para nuestro personaje y varios puzzles no muy complicados para alargar el tiempo de juego, que en mi caso se ha ido hacia las 8 horas en total, nada mal teniendo en cuenta el tipo de juego del que estamos hablando.
En total tenemos un juego con bastante empaque, que presenta un desafío serio alejándose de propuestas más actual donde la dificultad se va de paseo, y que respeta al jugador dejándole que descubra por si mismo cómo avanzar en la aventura a su ritmo y manera.

Resumen para vagos

Lo bueno

  • Estética y sonido muy cuidados y de gran calidad, le confieren un ambiente que atrapa al jugador en muchas ocasiones.
  • Un reto serio para el jugador, al cual se le deja de tratar como a un niño y se le pone delante un desafío real que superar.
  • Si te gusta encontrar todos los rincones ocultos en un mapa muy bien diseñado, sin duda este juego te va a gustar.

Lo malo

  • El inventario del juego se queda un poco corto, con una variedad de armas más bien flojilla.
  • Aunque creo que es algo inherente al tipo de juego, la duración no es nada excepcional, rondando las 8 horas en total.
  • La dificultad de alguno de los jefes puede llegar a ser desesperante en según qué ocasiones.

Hyper-Light-Drifter-Screenshot03

Al final no puedo más que recomendar este juego a todo aquel que quiera un desafío real, que esté cansado de la facilidad de los juegos actuales y que aprecie el nivel artístico vertido en esta obra. Creedme que no os decepcionará. Podéis haceros con el en Steam o en vuestra plataforma preferida.

Gabriel Ferreiro

Read more posts by this author.

Subscribe to Gabriel Ferreiro

Get the latest posts delivered right to your inbox.

or subscribe via RSS with Feedly!