El Estado nos ha fallado. Así ha quedado y queda patente cada día de confinamiento que pasa. Así ha quedado y queda patente después de ver medidas a destiempo, negociaciones ridículas, actuaciones que harían gracia de no ser tan descaradamente sinvergüenzas y declaraciones genéricas y vacuas.

No estoy a favor de la intervención estatal. La detesto. Me parece el origen de todos los problema de la sociedad moderna. Pero durante una pandemia mundial, en el único momento que parece justificar el uso del monopolio de la fuerza que tiene el Estado para tomar medidas decisivas de manera firme, los desgraciados oportunistas que lo dirigen primero no hicieron nada, luego actuaron mal y a destiempo, luego buscaban justificarse mirándose en el espejo roto del resto de Europa, y por último no dudarán en colgarse medallas cuando todo haya pasado. En el único momento en que los políticos tenían que actuar rápido y con contundencia, nos han dejado vendidos a todos por soberbia, cálculo electoral o simplemente desidia.

Esta cuarentena debería servir para hacer reflexionar a quellos que creen en el Estado como el protector de última instancia, como el angel de la guarda que vela por ellos día a día: El Estado te ha fallado. El confinamiento no es una buena medida a tiempo. Era la última medida que quedaba despues de haber metido la pata hasta el fondo.

No me entra en la cabeza que nadie pueda seguir apoyando y confiando en unos señores que decían prácticamente que España era inmune al virus, que aquí no pasaría nada, que no hacía falta hacer nada, aún después de ver los casos de tantos países repitiendo una y otra vez los mismos errores. No me entra en la cabeza que nadie pueda seguir creyendo a unos medios absolutamente manipulados y corrompidos en favor del gobernante, entregados por entero a la subvención y al dinero público con el que el amo alimenta a sus perros palmeros. No me entra en la cabeza que exista gentuza como los (mal llamados) "artistas" españoles, exigiendo su paguita en estos momentos en los cuales absolutamente todo el mundo (menos la basura de la corporación política) está haciendo sacrificios de todo tipo con tal de que los esfuerzos vayan a curar a los enfermos y parar la epidemia cuanto antes.

Personalmente: No consumo "kultura" española, podéis meteros vuestras películas casposas que no van a ver ni vuestros familiares bien por el culo y aguantar el "apagón kultural" no 48 horas, 48 años si queréis, desgraciados.

Lo único bueno que, creo, sacaremos de esta crisis como sociedad, es abrir por fin los ojos a la realidad: Que los auténticos enemigos de la gente son los políticos de todo color y signo, que el Estado no es tu angel de la guarda, que cuando un político dice que hay que hacer algo, hay que hacer justo lo contrario, que los burócratas se equivocan casi cada vez que abren la boca, y que SUS intereses estarán SIEMPRE por encima del TUYO.

Disclaimer: En este blog solo está representada mi opinión personal. No adhiero a ninguna institución, persona, agencia ni tercera entidad más que a mi propia persona.
Si no te gusta lo que has leído eres libre de ir a llorar a Twitter, de comentarlo en tu grupito de Whatsapp progresista o de ponerme a parir en cualquier red donde me encuentres.