Esta vez la cosa no va ni de videojuegos ni de programación (tema sobre el que espero escribir mucho más este año que entra). Tampoco va de estadísticas, visualizaciones e impresiones, ya que las métricas de este sitio son estadísticamente irrelevantes y tampoco es cuestión de hacerme propia sangre. En esta ocasión quiero hacer un pequeño resumen de lo que ha sido este año 2018 a nivel personal y profesional.

Conociendo la filosofía

De todos los juegos que he completado este año sin duda el que más me ha marcado a nivel personal ha sido el maravilloso NieR: Automata, un juego cuya narrativa profunda y detallada acabó despertando mi curiosidad por los temas que trataba, temas como el nihilismo, el existencialismo y varios ismos más.

Al final la curiosidad acabó llevándome a tragarme 3 libros de Nietzsche, 1 de Rousseau y quedo pendiente de leer un par más que están en la estantería. A nivel personal no es que me haya vuelto un filósofo de andar por casa pero si creo haber ganado perspectiva sobre diversos aspectos vitales gracias a este descubrimiento que espero seguir expandiendo en los próximos años.

assorted books on wooden table
Photo by Sharon McCutcheon / Unsplash

Entrando en el mundo de la bolsa

He comentado esto con poca gente, solo la más cercana a mi entorno porque en España todavía hay mucho desconocimiento al respecto y enseguida la gente te pone caras raras cuando lo comentas (por no decir que siempre hay alguien que dice que estás mal de la cabeza como poco). Desde hace un tiempo vengo leyendo mucho sobre economía, conceptos como la macroeconomía, el liberalismo y la independencia financiera.

Al final en este 2018 todas esas lecturas han cristalizado en una cartera de acciones, un excel enorme y un objetivo a largo plazo que espero poder llegar a cumplir. He descubierto muchas cosas interesantes, y ciertamente aprendes como funcionan muchísimas cosas del mundo cuando te mojas un poco los dedos de estos temas. Para la mayoría de la gente resultan un coñazo fácilmente ignorable pero yo disfruto sabiendo que tomo mis decisiones con algo más de cabeza y raciocinio que antes.

Si hubiese alguien interesado en todo esto podría recomendarle el libro de Gregorio Hernandez Jimenez sobre Cómo invertir en Bolsa a largo plazo, que fue el primero que me leí al empezar con toda esta historia y creo que está magníficamente explicado. Además gratis para Kindle ;)

Rock And Roll All Nite

Este año también estuvo marcado por poder cumplir una de mis metas vitales: Poder ver una actuación de la banda KISS en vivo y en directo. Durante el verano pude asistir con mi padre al Resurrection Fest en Viveiro, Lugo y alucinar con la banda de Nueva York. A la postre también pude ver actuar a dos grupazos como Megadeth y los alemanes Scorpions. La verdad es que a pesar de la paliza que fue ir y "dormir" mereció totalmente la pena, máxime habiéndose anunciado la retirada de KISS de los escenarios. Esta vez ha ido justito, pero esas 3 noches fueron puro Rock And Roll All Nite... And party everyday.

KISS en el Resurrection Fest
Resurrection Fest minutos antes del concierto de KISS

こんにちは: Viaje a Japón

Este año también he tenido la oportunidad de visitar uno de los países que más curiosidad me producían. Durante dos semanas pude recorrer el país nipón admirando sus paisajes, sus templos y sus muy numerosas rarezas. Lugares como Itsukushima, el Fushimi Inari Taisha, la Torre de Tokio, el parque de Ueno o el barrio de Akihabara no se borrarán de mi memoria a pesar de lo mala que es. Es un viaje que sin duda quiero repetir en el futuro, con algo más de tiempo y de calma. Sin duda la última noche de sake junto con un par de lugareños bastante mayores será una escena difícil de olvidar.

Torii sobre el mar del templo de Itsukushima
Torii sobre el mar del templo de Itsukushima

Como bonus en este sentido: ¡También visité la primera sede de Nintendo en Kioto!

Sede de Nintendo en Kioto
Sede de Nintendo en Kioto

En el plano técnico tradición y modernidad

Este año me siento bastante orgulloso de lo aprendido a nivel técnico (aunque a lo mejor mi jefe no piensa igual :P). He conseguido un grado de soltura usando Emacs que nunca pensé que pudiese conseguir. Ya se usar varios paneles, moverme por ellos, incluso retocar archivos de configuración y más o menos entender el lenguaje elisp. Sigo sin ser un craftmanship functional developer pero poco a poco me voy sintiendo más cómodo con esta herramienta, la verdad es que cuando la vas dominando le vas viendo todo el potencial, e incluso a veces me apena no poder usarla para por ejemplo tocar proyectos en C# creados con Visual Studio. No porque no se pueda, si no porque suelen ser proyectos muy complejos de manejar solo con un editor de texto.

Cacharreando con mis proyectos caseros he notado una mejora notable en mis habilidades a la hora de escribir código más limpio, mejor estructurado y más sólido. A esto también han contribuidos libros como The Pragmatic Programmer, un genial manual de como ser un mejor programador que me ha agradado muchísimo y me ha resultado super entretenido de leer.

También he vuelto a poner mi mirada en Xamarin y en el desarrollo de aplicaciones móviles, al menos a nivel casero, empujado por un par de colegas que me han animado en cierto modo a ir mirando un poco este mundillo que tenía abandonado. La verdad es que el XAML me gusta bastante y siempre es divertido ver funcionar en un móvil real las creaciones de cada uno por simplonas que sean, y echando la vista atrás noto que soy capaz de hacer muchas más cosas más rápido y mejor que hace 2 años cuando me pegaba más con estas tecnologías más modernas.

Por último, he vuelto a tener contacto con Python, un lenguaje al que le tengo un cariño especial porque fue con el que aprendí a "programar" y lo tenía super abandonado.

Resumen

La verdad es que en retrospectiva el año 2018 me parece que ha sido un año bastante completo. Ha habido cambios casi siempre para mejor, he podido visitar lugares increíbles, he mejorado a nivel profesional y en general siento que no he perdido tanto el tiempo como otros años.
Espero que el año siguiente sea igual o mejor a este, y a todo el que se pase por aquí y haya tenido la paciencia de leerme, te deseo sinceramente que tengas Feliz Navidad y un próspero año.

PD: No mamá, todavía no me he echado novia no seas pesada...